¿Harto de esperar? Si tu conexión WiFi no es todo lo rápida que prometía tu operador, aquí van 5 sencillos consejos que pueden mejorar (y mucho) la velocidad de conexión a Internet a través de WiFi.

1. Ubicación

Es el consejo obvio, pero a muchos se les pasa por alto. Una ubicación ideal para tu router será aquella en la que esté centrado con respecto a la casa. Si tu salón está en una punta de la casa, y tu cuarto en la otra, no es buena idea colocarlo en uno de esos extremos. Lo ideal es que la señal se reparta de igual manera por toda la casa.

No sólo la posición con respecto a las habitaciones es importante, también todo aquello que rodea al router. Los obstáculos que la señal WiFi encuentre por el camino no van a detenerla, pero sí van a afectar a la calidad de la misma. Trata de ubicar tu router sobre una mesa o estantería despejada. No lo rodees de cuadros, libros, floreros o cualquier objeto que pueda frenar la señal.

 

2. Canal

¿Sabías que tu señal WiFi se conecta a través de diferentes canales? La banda (de 2,4Ghz o 5Ghz) se divide en diferentes canales o frecuencias, a través de los cuales viaja tu señal. Si compartes banda y canal con todos los vecinos de tu bloque esto generará interferencias que afectarán negativamente a la velocidad de tu WiFi, por lo que la serie que llevas meses esperando va a tardar un buen rato en cargar.

Desde la configuración de tu router puedes cambiar el canal a través del cual recibes y envías datos. La banda y el canal más utilizados (2,4Ghz y canal 6) a menudo estarán saturados y tu señal interferirá con la de otros router. Existen aplicaciones muy sencillas como WiFi Analyzer con las que puedes comprobar en qué canal estás emitiendo y en que canales emiten tus vecinos. Utiliza esta información a tu favor: conéctate en el canal más libre. Notarás como tu conexión gana velocidad al instante.

3. Seguridad

Un clásico: mis vecinos me roban WiFi. Pero ¿cómo es posible?

Para conectarse a tu WiFi necesitan saber tu contraseña, pero recuerdas que pusiste esa que usas también para Facebook: ?123456789?. Existen dispositivos y software capaces de adivinar contraseñas sencillas en relativamente poco tiempo.

Una solución para esto es cambiar la contraseña cada cierto tiempo, o utilizar una un poco más compleja (sí, como esas odiosas hileras de números, minúsculas y mayúsculas que vienen por defecto). Aplicaciones como Fing te lo ponen fácil, en menos de 5 segundos sabrás cuántos dispositivos (y de qué tipo) están conectados a tu WiFi. Quizás te toque subir a plantearle a tu vecino del quinto compartir gastos, además de señal.

4. Interferencias

En nuestro primer consejo hemos hablado de la ubicación. Ya tienes tu router WiFi colocado en el centro de la casa, en la mesa de tu escritorio en la que sólo están el router, tu PC y tu teléfono inalámbrico. Error. Por muy despejada que esté la mesa, si hay otro aparato que utiliza ondas de radio para comunicarse, estas interferirán a buen seguro con tu señal WiFi.

El teléfono inalámbrico (DECT) suele ser el principal motivo de quebraderos de cabeza en lo que a interferencias se refiere (por operar en una banda cercana a la de nuestro router). Otros dispositivos que interfieren con nuestra señal son aquellos que utilizan bluetooth. Igualmente hay que tratar de evitar tenerlos funcionando cerca del router así como en el área al que queremos que llegue nuestra señal. Por último, aunque menos común, los microondas son otra fuente de interferencias por emitir ondas en 2,4Ghz (aunque sólo mientras funcionan). Por suerte suelen ubicarse en la cocina, así que si quieres mirar una receta desde tu smartphone, conectado a tu WiFi, asegúrate de hacerlo antes de necesitar el microondas.

5. Equipo

DAP-1365CWPor último, pero no menos importante, cabe preguntarse: ¿tengo el equipo que necesito? Por lo general, tu operador de Internet instala en tu casa un router WiFi básico, con funcionalidades muy limitadas. Y casi con total seguridad, un equipo básico está limitando la capacidad de la línea que tienes contratada.

Los repetidores de señal (aquí te recomendamos 5, con diferentes opciones de precio y prestaciones) son uno de los componentes que mejor funcionan a la hora de mejorar la señal en esas zonas muertas de la casa desde las que no podemos conectarnos. El repetidor al encontrarse ubicado dentro de la zona de cobertura de tu router, podrá recibir la señal perfectamente y propagarla desde su ubicación a las zonas donde no te llega la señal directamente del router. Un nuevo router que ofrezca más cobertura, o la inclusión de antenas de mayor ganancia pueden ser también una solución. Pero ojo, no todos los router son compatibles con todas las conexiones, ni con todos los dispositivos. Si quieres el asesoramiento de un experto sin compromiso, en CiudadWireless estaremos encantados de escuchar tu caso y recomendarte el equipo que mejor se ajuste a tus necesidades. Contáctanos en el 902 55 50 25 / 91 060 97 21, en el email info@ciudadwireless.com, o a través de Facebook o Twitter.